Nectar Slide #1

This is an example caption

 

Nectar Slide #2

This is another caption

La naturaleza en Arribes del Duero no te dejará indiferente. Una ruta del vino en un paisaje incomparable, en el Parque Natural de Arribes del Duero.

La ruta del vino Arribes discurre en un paisaje privilegiado, el Parque Natural de Arribes del Duero en el oeste de las provincias de Zamora y Salamanca

Aquí el río Duero que hace frontera natural con Portugal,  se encajona y forma increíbles cañones a lo largo de más de cien kilómetros. Paisajes bellos e impresionantes formados también pos sus afluentes: Huebra, Tormes, Águeda, Uces y Esla.

Hay paredes y acantilados de más de 200 m y las importantes diferencias de altura entre las tierras más altas,  600 a 800 metros de altitud  y los valles fluviales, a 135 metros, hacen el paisaje diverso y especial.

La hendidura del Duero provoca fuertes desniveles que los afluentes deben salvar, precipitándose a lo largo de rápidos, cascadas y chorros. En el cañón del Uces se localiza una de las más bellas y espectaculares de toda la península, el Pozo de los Humos, donde el agua cae desde más de 50 metros.

La dureza de los materiales ha obligado al río a trazar un cauce sinuoso lleno de recodos que nos dejan en los bordes increíbles miradores para disfrutar y perderse… No dejes de acercarte al de las Barrancas, el del Fraile, el Teso de San Cristobal o el Picón de Felipe,  por citar algunos de ellos.

Arribes del Duero es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y un lugar idóneo para el refugio de la fauna salvaje debido a la presencia de especies vulnerables o en peligro de extinción.

Un santuario para la cigüeña negra, el águila real, el águila perdicera, el buitre leonado, el alimoche, el halcón peregrino, el búho real o la chova piquirroja.

La flora es diversa y peculiar con cantidad de especies protegidas. Esto y el contraste entre el mundo atlántico y el mediterráneo, hacen de Arribes del Duero uno de los parajes más interesantes para los amantes de la botánica… En pleno oeste de la península podrás disfrutar de especies mediterráneas, impropias de estas latitudes. Sin duda, un oasis en los confines.

 

 

 

This post is also available in: English